El aumento de las plagas de insectos es un fenómeno normal en verano en una ciudad como Granada. Sin embargo, este año hemos notado un incremento notable de las plagas de cucarachas, que varios estudios sobre las plagas de insectos en Andalucía han confirmado. Según los datos del IV Observatorio Regional de las Plagas de Rentokil, las cucarachas representan el 40% de las plagas de insectos en Andalucía, cuando en el resto de España representa un 35% de las plagas. ¿Por qué nos enfrentamos a un incremento de las plagas de cucarachas en Granada?

Varios factores pueden explicar la mayor presencia de cucarachas en nuestra ciudad. Hemos tenido un verano muy caluroso y muy largo: como lo habrán notado sin duda, ¡las temperaturas en septiembre todavía superan los 40 grados! Por lo tanto, la proliferación de cucarachas ha durado y durará más tiempo de lo normal. Por otra parte, las infraestructuras del casco histórico de Granada favorecen la instalación de las cucarachas en las tuberías y bajantes comunitarios. Pero algunos estudios añaden un factor más preocupante.

Durante los últimos años, el uso de los productos químicos por parte de las empresas de control de plagas ha sido cada vez menor. En efecto, para eliminar una plaga de cucarachas, ANECPLA (Agencia Nacional de Empresa de Control de Plagas) recomienda evitar el uso de productos tóxicos: hoy en día, el tratamiento más eficaz consiste en la aplicación de un gel de uso profesional y trampas de feromona, que tiene la triple ventaja de eliminar durablemente la plaga de cucarachas, respetar nuestra salud y proteger el medioambiente. Sin embargo, algunas empresas siguen utilizando métodos antiguos de fumigación química de cucarachas, que deberían estar reservado a los casos más graves, cuando la infestación del lugar haya llegado a un punto crítico.

El abuso de los productos químicos y pesticidas no tan sólo es nocivo para la salud y el medioambiente, sino que las cucarachas se han vuelto cada vez más resistentes a los pesticidas. Unos estudios demuestran que las cucarachas han desarrollado una piel más gruesa, de tal forma que los productos químicos de la fumigación no logran acabar con la plaga. El uso de los esprays que se compran en los supermercados y las droguerías, que son ineficaces contra los insectos y nocivos para los humanos, ha contribuido a empeorar el problema. Los hogares están saturados de pesticidas, y la fumigación química de cucarachas funciona cada vez menos.

La solución existe y se llama control integrado de las plagas. ¿Qué significa concretamente? Que no hace falta saturar nuestro entorno de productos químicos para eliminar las plagas de insectos, porque estamos llegando al efecto contrario: las cucarachas, pero también las chinches de la cama, se están volviendo más resistentes que nunca. Fumigar las cucarachas con productos químicos debe ser la excepción, no la regla. Para eliminar definitivamente una plaga de cucarachas de un hogar o un local, hay que determinar de dónde viene el problema mediante una inspección cuidadosa que realiza el técnico en control de plagas. A veces hace falta solucionar un problema estructural (por ejemplo tapando agujeros o poniendo una barrera física), antes de llevar a cabo el tratamiento para eliminar las cucarachas.

El control de plagas del siglo XXI busca el equilibrio entre la eliminación de las cucarachas que disminuyen el bienestar de los humanos y el respeto del medioambiente. Tiene una visión a largo plazo, respetuosa del entorno y de la salud de los humanos y mascotas. Es lo que tratamos de promover en Nocucas, para ofrecer a nuestros clientes el mejor servicio y la mejor calidad de vida.

Joomla! Debug Console

Session

Profile Information

Memory Usage

Database Queries